Curiosidades etimológicas: CABEZA

 
Cabeza mostrando la disección de las arterias de la cara. En Icones anatomicae, de Albrecht von Haller, anatomista suizo, 1756. La obra Icones anatomicae, es conocida por sus ilustraciones detalladas de objetos cuidadosamente diseccionados. (Archivo: National Library of Medicine (Histori of Medicine). Imagen: Albrech von Haller, II-C-10.jpg)
 
CABEZA
Cabeza en Anatomía define la parte superior del cuerpo humano y la parte superior o anterior de muchos animales, en la que están situados algunos órganos de los sentidos e  importantes centros nerviosos. Pero este no es el único significado que tiene, ya que se trata de una palabra polisémica con un sinfín de acepciones, como cabeza de ajo, de puente, de familia, de turco, etc. ¿Por qué? La razón se encuentra en que todas estas acepciones tienen un denominador común son el “principio, parte extrema, más importante o visible de una cosa”. Curiosamente, el origen etimológico de la cabeza, en relación con la humana, también se encuentra en el término “capucho”.
Se trata de un interesante vocablo, cuyo origen etimológico se remonta a la lengua común indogermánica, pues si bien el castellano lo hereda de su lengua matriz (el latín: caput o capitium) también existía en las lenguas nórdicas (en sueco: huvud) y en las germánicas (en alemán: haupt), que son paralelas y no descendientes del latín. No obstante, la curiosidad de esta palabra se encuentra, más que en su origen, en que es base etimológica de un gran número de palabras, como cabildo, cabo, cadete, caudillo y capitel. Así  mismo, en que es origen de muchas acepciones, heredadas del latín y de una gran diversidad de expresiones figuradas y dichos populares.
Indagando sobre el origen de la palabra cabeza concluimos, que entró en el castellano, donde está documentada en el siglo X,  por dos vías. Una procedente del latín clásico caput, -itis, “origen, cosa principal”, a través del latín vulgar hispánico capitia, de caput, -itis, “cabeza”, con el sufijo –iaque denota cualidad, común a otras lenguas romances de la Península Ibérica. Caput pasó a los idiomas romances con distintos significados figurados: en castellano cabo, “punta, extremo”, en italiano capo, “jefe”, en francés chef, “jefe”, en catalán cap, “cabeza”, reservando cabeça para “cabeza animal”.
La pista para la otra vía de entrada nos la da la edición de 1884 del Diccionario de la Lengua Castellana, donde especifica que la acepción de cabeza como “parte superior de la camisa” viene del latín capitium. Probablemente esta es la de mayor éxito, ya que cabeza originariamente significaría: “capucho, parte del manto que cubre la cabeza”, lo cual era conocido en latín como capitium, “abertura de la túnica por donde pasa la cabeza”. Después por metonimia pasaría a designar la parte del cuerpo cubierta con el capucho. He ahí que capitium produjo en romance catalán cabeç,“parte superior de la camisa por donde pasa la cabeza”, en occitano antiguo cabetz, “cima de árbol”, en francés antiguo chevez (en francés actual chevet), “cabecera”. Asimismo, en catalán del Rosellón cabeç, “cabecera de cama”, en valenciano de Castalla cabeç, “cerro alto”.
Cabeza tenía ç sorda en castellano antiguo (cabeça), pronunciación que conserva en las hablas de Salamanca y Cáceres y en el judeoespañol1. En castellano ya aparece como cabeza en la obra poética de Gonzalo de Berceo, Vida de Santo Domingo de Silos, (1190?-1264?) y en la Gramática castellana de Antonio de Nebrija escrita en 1492.
Acepciones de cabeza
La mayoría de los significados de cabeza fueron acuñados en la lengua madre, donde caput no solo era la cabeza física de los seres vivos, sino que tenía muchos otros valores como: 1.- La racionalidad, de forma que en latín “aproximar las cabezas” era concertar juicios y opiniones. 2.- El principio o extremo de algo, como la cabecera o manantial de un río, formando cabo,“cabo”, como parte extrema o saliente de la tierra en el mar). 3.- El personaje principal o líder, generando capitellus, “caudillo”. 4.- La cosa o parte principal de algo, produciendo capitellum, “capitel”. 5.- La parte esencial de lo que trata un escrito, originando la forma capitulum, “capítulo”. 6.- El lugar principal o ciudad regidora de un territorio, dando lugar a capitalis, “capital”. 7.- La suma principal de dinero que posee una persona, generando capitalis, que produjo en lenguaje vulgar “caudal”. 8.- La letra mayúscula y forma principal de una palabra de la que derivan otras. 9.-  Vida y existencia, como sinónimo. 10.- Individuo, por metonimia.
Expresiones con y sin cabeza
Este vocablo ha dado origen a un sinfín de expresiones en forma familiar y figurada para referirse a la cabeza en el sentido de “racionalidad” de las personas: Cabeza cuadrada: “persona metódica y demasiado obstinada”.Cabeza redonda: “persona de rudo entendimiento y que no puede comprender las cosas”. Cabeza torcida: “persona hipócrita”. Calentarse la cabeza: “fatigarse en el trabajo mental”. Dar con la cabeza en las paredes: “precipitarse en un negocio con daño suyo”. Oler la cabeza a pólvora:“estar en peligro de ejecución o muerte violenta”. Podrido de cabeza: “loco, que ha perdido la razón”. Mala cabeza: Individuo que procede sin juicio ni consideración. Flaco de cabeza: persona poco firme en sus juicios e ideas. Cabeza de hierro: persona terca y obstinada en sus opiniones, también la que no se cansa durante mucho tiempo aunque realice continuamente algún trabajo mental. Cabeza vana: la flaca o débil por enfermedad o exceso de trabajo. Cabeza de alcornoque: persona necia o estúpida.Cabeza de tarro se emplea en referencia a la persona necia y a la que tiene la cabeza grande. Cabeza de turco se dice de la persona a quien se achacan todas las culpas para eximir a otras.
Asimismo ha producido muchas locuciones verbales coloquiales, en este sentido de “racionalidad”: Írsele a alguien la cabeza: es perturbársele el sentido o la razón. Jugarse la cabeza es ponerse en gran peligro o en peligro de muerte. Levantar cabeza es salir de una situación desgraciada o restablecerse de una enfermedad. Llevar a alguien de cabezaes provocarle molestias. Levantar a alguien de su cabeza algo es fingirlo o inventarlo. Meter a alguien en la cabeza algo es persuadirle de ello eficazmente. Quebrantar a alguien la cabeza es humillar su soberbia. Quebrarse la cabeza es hacer algo con gran cuidado, diligencia o empeño, especialmente cuando es difícil o imposible su logro. Sentar la cabeza es hacerse juicioso y ordenado. Traer de cabeza es provocar molestias a alguien. Tocado de cabeza es una persona que empieza a perder el juicio. Algo sin pies ni cabeza, es algo que le falta lo esencial para ser un todo armonioso y completo. Ir con la cabeza por delante quiere expresar precipitación. Pedir un rescate por su cabeza significa pedir un rescate por su vida.
Sin embargo, hay otros términos, que aunque aparentemente parecen referirse a la cabeza de las personas no es así, se refieren a la cabeza como “principio o extremo de algo”. Cabeza de gigante es el botón de la planta girasol. Cabeza perdida se emplea para el clavo o tornillo que queda oculto en la pieza donde se ha introducido.
Finalmente, la palabra cabeza es origen de una innumerable lista de dichos populares basados en la metáfora, de los que recordaremos los más pintorescos referidos a animales: Tener la cabeza a pájaros se dice de la persona atolondrada, ilusa o ligera. Cabeza de chorlito se aplica a la persona ligera y de poco juicio. Cabeza de lobo es la cosa que se exhibe u ostenta para atraerse el favor de los demás. Cabeza de perro se refiere a la forma de santiguarse precipitadamente sin hacer bien las cruces necesarias, probablemente por la forma de pasarse el perro la pata por la cara cuando algo le molesta. Tener la cabeza como una olla de grillos es estar atolondrado.
Bibliografía
1.       Aurelio M. Espinosa, Arcaísmos Dialectales, 32-33. M. 1935.
2.       Gonzalo de Berceo, Vida de Santo Domingo de Silos, 187, (1190?-1264?)
3.       Diccionario Crítico Etimológico Castellano e Hispánico. J. Corominas –  J. A. Pascual, Ed. Gredos, Madrid, 1980.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s